¿Cómo ahorrar energía en la oficina?

Descubre en este artículo los mejores consejos y trucos para que sepas cómo ahorrar energía en la oficina desde ahora mismo. En Zetelek te lo ponemos fácil.

 

¿A qué empresa no le gustaría reducir su gasto en energía?

 

Si quieres ir un paso más allá y que no se quede en un simple deseo, lee atentamente estos consejos que vamos a darte desde Zetelek y seguro te serán de utilidad.

Consejos para ahorrar energía en tu oficina

Cualquier empresa en su día a día tiene como uno de sus objetivos el de disminuir los costes y uno de los más importantes es el destinado al gasto energético: luz, calefacción, aire acondicionado, agua, etc.

 

En este artículo descubrirás varios consejos sobre cómo ahorrar energía en la oficina. Recomendaciones que te ayudarán a conseguir ese objetivo y convertirán tu lugar de trabajo en un espacio mucho más eficiente y sostenible medioambientalmente.

1. Calcula tu gasto energético

Planifica tu gasto energético con los datos en la mano. Todos tenemos algunas ideas sobre como ahorrar energía, pero rara vez llegamos a materializarlas.

 

¿Sabes cuál es el gasto energético de tu oficina?

 

Te recomendamos revisar tus facturas de consumo energético durante el último año y conocer cuáles son los patrones que sigues en función del número de personas que trabajan en la oficina. ¿Cómo varia si el horario es intensivo? o, por el contrario, ¿si se hace una jornada laboral fraccionada?

 

Realizar una auditoria interna del consumo energético nos será de gran ayuda para conocer todos estos datos y poder tomar las medidas que más nos convienen.

 

A partir de ahí estaría bien que conocieras qué tarifa tienes contratada y decidir si es un gasto sobre el cuál puedes recortar.

consejos ahorrar energia oficina

2. Mejora la eficiencia energética de tu oficina

Comienza a buscar la eficiencia energética. Ahorrar energía es mucho más fácil cuando se realiza un consumo inteligente de la misma.

Esta máxima es completamente inversa con la utilización de sistemas de calefacción y climatización que no funcionan en buenas condiciones o que se han quedado anticuados. (Por cierto, en este otro artículo te hablamos de lo que tienes que hacer para mantener tu caldera y calefacción en buen estado).

 

Deberemos atender a la calificación energética de los electrodomésticos que utilizamos y si nos compensase asumir el gasto de un nuevo equipo en pro de un mayor ahorro en consumo de energía a largo plazo.

Otro aspecto para mejorar la eficiencia energética de tu oficina es el relacionado con la temperatura.

A menudo nos encontramos con oficinas donde en invierno hace un excesivo calor dado que la calefacción está puesta a una temperatura muy elevada, cosa que no es necesaria. Lo mismo ocurre en verano con el aire acondicionado, a menudo nos habituamos a que trabaje en exceso, llegando a derrochar energía en exceso.

Este desperdicio energético se traduce en un derroche económico que nos lleva a pagar mucho más en nuestras facturas.

La temperatura debería oscilar entre los 24 y los 26 grados en verano y entre los 21 y los 23 grados en invierno.

mejora eficiencia energetica oficina

3. Luces LED para la oficina

Es el momento de que cambies las bombillas de tu espacio de trabajo por iluminación LED. Este cambio puede ayudarte a ahorrar hasta un 80% en tu consumo y además te permitirá prolongar la vida útil de las bombillas.

 

Se estima que, por término medio, la vida útil de las bombillas de LED es de 20 años de uso diario y unas 175.000 horas de funcionamiento.

 

Además, se trata de un tipo de iluminación más respetuosa con el medioambiente.

mejora eficiencia energetica oficina

4. Activa el “modo ahorro” para los equipos y dispositivos que se utilicen en tu oficina

Es importante que realices una concienciación sobre el ahorro energético entre tus empleados, ya que de poco sirve implementar medidas de ahorro energético si las personas que pasan su jornada de trabajo en la oficina no toman conciencia de sus actos en cuanto al gasto en energía.

 

Basta con establecer pautas sencillas como aprovechas la luz natural cuando sea posible, apagar los equipos informáticos y las luces cuando se abandona la oficina, activar el modo ahorro de energía de los dispositivos y desconectar los aparatos que no utilices.

 

Recuerda que esto es un trabajo en equipo. Es muy común que en empresas dónde se trabaja con horario de jornada partida, los equipos informáticos se dejan en modo reposo en lugar de ser apagados.

 

Aunque el modo reposo resulta muy útil, puedes configurar tus dispositivos para que pasen al modo ahorro de energía cuando lleven unos minutos sin actividad, ya que ahorraras mucho más que con el modo reposo.

5. Sensores de movimiento para las luces

Instalando detectores de movimiento en los diferentes espacios de tu oficina conseguirás grandes resultados puesto que dejarás de consumir energía cuando no sea necesario.

 

Estos sensores harán que las luces se activen de manera automática. Idóneo para zonas de paso, pasillos, escaleras y también aseos.

 

Una alternativa es la instalación de un sistema de iluminación programable con el que ajustar el tiempo y la intensidad de la luz que necesitarás en distintos momentos del día.

sensores movimiento luces oficina

Con estos 5 sencillos consejos que te dejamos desde Zetelek para saber cómo ahorrar energía en la oficina podrás reducir los costes en tu negocio.

 

Recuerda que tan importante como el propio objetivo es la constancia. En Zetelek te asesoraremos y daremos todas las recomendaciones que necesites para optimizar el uso de la energía en tu espacio de trabajo.

 

Si este artículo te ha resultado de ayuda, tal vez te interese visitar nuestra página de publicaciones, dónde recogemos las últimas novedades en cuanto a energía, climatización y confort para tu hogar.

 

Atrévete a ser más eficiente.